Conéctate con nosotros

¡Hola!, ¿qué estás buscando?

Segunda División

Diego Martinez, el DT mas joven del futbol Chileno

Conocido en el ámbito futbolístico por ser el DT más joven en debutar, estuvo al mando de Lautaro de Buin en la temporada 2015 donde logro buenos resultados pero una sanción lo dejo afuera del campeonato y hoy está listo para volver a dirigir en tercera división.

Nuestro portal se comunico con el joven adiestrador y sostuvimos una conversación donde aprendimos más de su juego, de su forma de manejar un camarín a tan corta edad y la puedes pasar a revisar a continuación.

Para comenzar muchas gracias por tu tiempo y la primera pregunta. Muchos se preguntan cómo nació Diego Martínez como director Técnico.

  • Entreno desde los 15 años. Soy un futbolista frustrado, siempre he sido crítico, y apenas me di cuenta que no podía ser futbolista, decidí buscar otro camino. En ese instante, se dio la oportunidad de trabajar en una escuela de fútbol, junto al profesor que me inició y prácticamente me obligó a dedicarme a esto, Luis Méndez (Fallecido). Me gustó el arte de dirigir equipos, de estimular la práctica del deporte, y por lo mismo, a esa corta edad, dediqué mis tiempos libres a la capacitación, asistiendo a diversos cursos, así como a la formación autodidacta. También, busqué las oportunidades de conversar con diversos entrenadores, amateurs y profesionales, de escuchar diversas experiencias, y de todo eso (cursos, estudio autodidacta, conversaciones con entrenadores) fui armando mi propia concepción, la cual se ha ido puliendo en el tiempo (y no para, sigue de forma dinámica variando y mejorando). Así, pude pasar por escuelas de fútbol y clubes amateurs de Valdivia, dirigiendo a equipos desde sub-8 hasta locales.

Acá en Chile los técnicos se forma en el INAF ¿Como comenzaron los estudios de director técnico para Martínez ?

  • A los 17 años tomé la decisión, en comunión con la familia, de dedicarme de lleno al fútbol. Por lo mismo, decidí ir a vivir por un año a Rosario (Santa Fe, Argentina). Allí estuve en la Escuela de Directores Técnicos nro.115 ATFA-Rosario. Aproveché ese año, para relacionarme con varios entrenadores del fútbol argentino, de observar entrenamientos, y a la vez trabajé en el Club Internacional de Villa Gobernador Gálvez, dirigiendo la serie pre décima, en la Liga Rosarina de Fútbol. Ese año fue crucial, ya que conocí a entrenadores que me han marcado gran parte del camino; como Salvador Ragusa, quien me llevó a una pasantía al Club Renato Cesarini (de donde han salido muchos jugadores y entrenadores de nivel, como Dalcio Giovangoli y Jorge Sampaoli, entre otros), y Ariel Holan (Actual DT del Club Defensa y Justicia, con quien pude trabajar en la Reserva del Club Banfield).
  • Luego, a principios de este 2015, se dio la oportunidad de ir a trabajar como asistente de Ariel Holan, en la reserva de Banfield. Estuve unos meses, los cuales fueron de mucho aprendizaje (es distinto, un Club con instalaciones propias, calidad de jugadores, cuerpo técnico con gente de experiencia, como el profesor Alejandro Kohan), en una instancia así, lo que hice fue entregarme al trabajo y absorber lo más posible la experiencia y conocimiento de los profesores. Decidí volver, pues Jorge Guzmán se iba a ir a Barnechea junto a Francisco Bozán. No dudé, ya que era un desafío nuevo. Siempre me había desempeñado como ayudante o asistente, que es un rol bastante distinto y menos desgastante. Algo de gran ayuda, fue llegar a liderar un cuerpo técnico que yo conocía (preprador físico, ayudantes, preprador de arqueros, habíamos trabajado juntos el 2014), y a la vez un plantel con jugadores que ya había tenido y los demás, una total predisposición al trabajo, entrega y respeto; con todo lo que conlleva un cambio de técnico. Esa fue la base y el gran sostén, para poder dirigir el equipo. Luego, se trata de un primer equipo, mandan los resultados, y gracias a Dios, los resultados se fueron dando y los jugadores afianzando y creyendo en el trabajo (que era una continuación del proceso de Jorge Guzmán).

Muchos se dedican a la profesión de dirigir, pocos con éxito y muchos con altos y bajos que busca Diego Martínez mostrar a sus jugadores al ser un DT joven en el futbol criollo.

  • Hay que entender, como preludio de todo, que un primer equipo (de la división que sea), depende siempre de los resultados. Partiendo de eso (como premisa máxima, más allá del presupuesto que se pueda manejar), procuro formar un equipo ganador, con conceptos elementales que den identidad al grupo: equipo compacto, lineas muy juntas; de transiciones rapidas; capaz de ejercer una presion en altura, pero tambien de recuperar el balon en campo propio como recurso; respetando siempre las individualidades, y esa calidad individual, ponerla al servicio de nuestro juego, del funcionamiento colectivo que buscamos.. Todo esto, es fruto del entrenamiento, nosotros jugamos en consecuencia de lo que entrenamos. Para ello, me sirvo de un método mixto (analítico-global-analítico). Se entrena para el juego, y desde el juego. Basamos nuestro método, en la observación de partidos; y de esto, desprendemos conceptos-movimientos-asociaciones- que consideramos son comunes a la generalidad del juego, de esto armamos ejercicios y trabajos (introductorios-afianzadores-correctivos), para que nuestros jugadores los asimilen y los puedan transferir al juego. Sostenemos que la base de todo es el entrenamiento, pero siempre respetando la esencia e integridad del futbolista. Es deber, de nosotros los entrenadores, entregarles las herramientas necesarias a los jugadores, para que sus decisiones se acerquen más a la efectividad, sabiendo que quien finalmente decide, es el jugador. La vieja escuela dice que los jugadores se sacan y se ponen solos; hoy, decimos que si es cierto, pero algo podemos hacer por el jugador, y ese algo es entregarle herramientas, opciones; luego es fútbol, 11 contra 11, una cancha, el rival también juega. El entrenamiento es vital.

Pese a su buen rendimiento en Lautaro de Buin hubo una sanción de 5 meses por parte de la ANFA que lo alejaría de las canchas hasta fin de temporada.

  • Lo de la suspensión fue muy complicado. No culpo a la asociación, es más, Martin Hoces, su presidente, se portó muy bien. Yo me equivoqué, pero no puedo dejar de mencionar que la resolución fue desmedida. No se puede prohibir el ingreso al estadio; luego sucedieron otras cosas antiéticas, que es mejor no mencionar (no querían que me acerque a los alrededores de los estadios). En este sentido, la directiva del Club Lautaro de Buin, se portó muy bien, en todo momento quisieron que continúe como Director Técnico del Club, buscando posibles soluciones hasta el último momento. Lastimosamente, para mi forma de interpretar las cosas, era imposible armar la semana, entrenar a los jugadores de lunes a sábado, y el domingo no poder estar en el estadio. Básicamente por eso decidí renunciar.

Tus sueños dentro del campo de juego como DT cuales seria, sabemos que la carrera de Técnico no es fácil pues muchos no se logran consolidar.

  • Desde los 15 años que entreno a equipos, de todas las edades, los últimos dos años he podido estar en primeros equipos. Voy a cumplir 21 años, se podría decir que una cuarta parte de mi vida la he dedicado a esto; por lo mismo tengo muchos sueños por cumplir. Uno de ellos fue el de dirigir. Luego tengo muchos más, como el de dirigir en primera división. Pero tiempo al tiempo, a veces uno se apura y se termina quemando. Considero oportuno, el poder tener una revancha en el ascenso de nuestro país (tercera división). La tercera división es un torneo muy difícil; por ejemplo la A es un torneo de 30 fechas, tipo europeo, imagina que en primera sería difícil, en tercera lo juegan. Es complejo sostener un buen rendimiento durante esa cantidad de meses, sumado a los viajes, a veces entrenas en canchas en mal estado, se lesionan jugadores y la recuperación dura del doble porque no le puedes costear un buen tratamiento, etc. Luchar con todo eso es muy apasionante, me gustó mucho lo de Independiente y Vallenar este año, si bien manejaban otros presupuestos. El torneo fue muy irregular, salvo los dos descendidos (sin desmerecer ni nada), todos los demás equipos te complicaban. Nosotros fuimos a jugar a Cauquenes un día de semana (porque se había suspendido), ganábamos y nos remontan en los descuentos. O por ejemplo, en mi primer partido, visitamos al entonces puntero Estación Central, y ganamos 0-1 de visita. Esto solo te lo da un torneo largo.
  • Como mencionaba anteriormente, procuro armar un equipo ganador, agresivo, de mucho anticipo y predisposición al entrenamiento. Un grupo dúctil, que así como sepa sostener un juego de ataque posicional, también sepa contragolpear. Que domine la marcación en zona, pero también en ciertos partidos (plan de juego) sepa marcar a hombre. Basado en un ataque vertical (no directo, sino vertical), vale decir, ser profundos pero con balón; avanzar pero con balón, para ello son importantes los pases entre líneas, los controles dinámicos y ofensivos, los conceptos para superar el 2-1 y 3-2 con pocos pases y el uso del pase intrascendente (ese que es pasar por pasar) solo como recurso o para darle tiempo a que el compañero de una línea superior se desmarque y sea posible futuro receptor. Es muy importante la dinámica (rotación de puestos, movimientos, asociaciones), pero también lo es estimular al pasador-centrador; muchas veces en nuestro futbol, el movimiento de los jugadores sin balón resulta fluido, pero el centro-pase se desarrolla con error o sin timing (antes o después). Bueno, todo esto se desarrolla con entrenamiento. Ejemplo si estamos en una situación de igualdad numérica, debemos ver la chance de hacer un acople y ese acople será el hombre libre y mejor posible receptor; ahora hay situaciones de igualdad numérica, en que es imposible encontrar al hombre libre, y aquí viene otro concepto importante, la superioridad posicional, estar bien ubicado. Siempre digo que el jugador es la base de todo, ya que para desarrollar lo que te digo, necesitamos jugadores inteligentes, de buena técnica, de buen entendimiento del juego y predispuestos a incorporar cosas nuestras a través del entrenamiento.

Todo Técnico tiene un referente dentro de la profesión, u hombre en quien basaron su juego o se inspiraron para desarrollarlo a su manera ¿Cuál es tu referente?

  • Timoteo Griguol (lo que hizo con Ferrocarril Oeste y Gimnasia), Mario Salas (la esencia de sus equipos), Bielsa (a nivel metodológico), Carlo Ancelotti (su forma de conducir los equipos)

Es tiempo de receso en la Tercera División y los equipos ya se comienzan a mover dentro del mercado, a buscar cuerpos técnicos pruebas de jugadores etc. ¿Has recibido ofertas de algún equipo?

  • He conversado con tres clubes de la categoría, no diré los nombres eso si, ya que ellos aun no confirman desvinculación de sus técnicos esta temporada. Además de la posibilidad de ir a trabajar a un Club de Argentina.

Bueno Diego muchas gracias por darte un momento en hablar con Enascenso.CL agradecemos tu cortesía y ojalas encuentres pronto trabajo dentro de lo lindo que es el futbol de Tercera División.

  • Gracias a ustedes, son un medio importante, ya que están de manera permanente informando de todo, en relación a la tercera división. Lo que le da un realce importante a este fútbol. Ojala sigan desarrollando esta importante labor , junto a la ayuda de algunos patrocinadores. Felices fiestas y gran 2016.

Fernando Zamorano / enascenso.cl

Publicidad. Desliza para continuar leyendo.
Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo más popular...

Primera B

A continuación te dejamos un resumen de la tabla ponderada y los equipos más complicados.

Primera B

Revisamos los números que tiene la Primera B tras el comienzo de la segunda ronda del torneo 2020.

Segunda División

Insólita situación se vivirá en Concepción esta tarde, luego de que el club Independiente de Cauquenes confirmara que la ANFP decidió no suspender el...

Tercera A

Vuelve el fútbol de Tercera División el próximo fin de semana y te dejamos a continuación la programación de los encuentros.

Publicidad