Presidentes de Naval y Lota Schwager: "por derecho nos toca entrar en 3ª A"

Presidentes de Naval y Lota Schwager: “por derecho nos toca entrar en 3ª A”



 

 

 

Horas de suspenso en dos clubes históricos del Biobío: Naval de
Talcahuano y Lota Schwager están con una incertidumbre tremenda de cuál
será su futuro deportivo. Estas instituciones, que han cambiado
directorios y han trabajado en restituir las alicaídas imágenes que dejaron las
administraciones anteriores (Sociedades Anónimas Deportivas) comparten en
común varios factores, ambos clubes fueron descendidos por parte de ANFP,
por tanto no pudieron participar en torneos oficiales en 2018, y ahora postulan
a Tercera División A. Hasta ahí todo era de conocimiento de parte de directores,
hinchas, quienes esperanzados han trabajado buscando lo mejor para sus clubes.

La sorpresa se dio el pasado lunes donde en la edición de La Estrella
de Concepción, se dió a conocer una entrevista al presidente de la Asociación
Nacional de Fútbol Amateur (ANFA) Martín Hoces, quien afirmó que “Los clubes que
postulan y que no participaron de ninguna categoría, deben comenzar desde la
división más baja”. Estas palabras fueron interpretadas como puñales para los
“Mineros” y “Choreros”.

El presidente del CDS Naval, Cristian Ferrada, expresó “Creemos que Naval,
por su estado de descenso del 2017 y por resolución de la Asociación Nacional
de Fútbol Profesional (ANFP), le corresponde jugar en Tercera División A”.
El líder del conjunto chorero, desprende apoyo de las palabras del presidente
regional de ANFA, Juan Jiménez, quien al momento de recibir el cuaderno de
cargos apuntó que sobre la futura participación del equipo: “hay un caso
especial al bajar desde Segunda División. Por lo tanto tengo entendido que
baja a la Tercera A, no debería haber problemas”, por esta razón, son
enfáticos en afirmar que mantendrán vigente su postulación del 13 de noviembre
a la división superior del amateurismo chileno.

Por su parte, el gerente del conjunto minero Jairo Castro, manifestó al diario
sus dudas de que si las palabras de Hoces se referían a una visión general
de los clubes que postularon para participar, o de los casos específicos de
Lota Schwager y Naval.

Sobre el caso puntual de su equipo argumentó:
“nosotros en este caso no vamos con una postulación, vamos con un derecho
adquirido, a diferencia de los clubes nuevos que quieren participar, y ese
derecho adquirido es el descenso del 2017”. También respalda dicha postura
con algo que es clave: el certificado de descenso que otorga la ANFP, el cual
lo certifica.

Este miércoles 26, el directorio de ANFA debe sesionar para
determinar el futuro de estos dos equipos tradicionales del fútbol chileno,
por lo que en el Biobío estarán atentos y expectantes.